sábado, 28 de noviembre de 2009

LA LENGUA COMO SISTEMA

LA LENGUA COMO SISTEMA
La lengua es un sistema, y para que una lengua funcione correctamente deben funcionar los sistemas de esa lengua (léxico, sintáctico, morfológico y fonético-fonológico).
Los sistemas pueden ser abiertos o cerrados:
Léxico: abierto, porque pueden entrar palabras necesarias de otras lenguas.
Sintáctico: generalmente cerrado porque la construcción sintáctica no cambia.
Morfológico: cerrado, aunque en algunas zonas podría ser abierto.
Fonético-fonológico: cerrado porque no podemos meter más sonidos de los que ya tenemos.
Dentro de los sistemas hay subsistemas que a su vez pueden ser abiertos o cerrados:
Léxico: días de la semana, electrodomésticos...
Sintáctico: oraciones simples...
Morfológico:
Fonético-fonológico: vocales...
La lengua como comportamiento: El lenguaje es el medio principal de la socialización, por lo cual es considerado de gran importancia para comportamiento social que se lleva a cabo en cada contexto. Mediante el aprendizaje del habla y a través del lenguaje es como el infante asume sus ideas y sus valores. De repente, lo más general que se puede mencionar acerca del lenguaje es que es un instrumento de conocimiento y un medio de comunicación. En este caso, nos centraremos en su influencia al comportamiento social.
La comunicación sería la tercera función esencial o fundamental de la lengua. En ella, sin embargo, se subsumen las dos anteriores, y por supuesto, todas las demás. Sin conocimiento conceptual, la comunicación sería tan elemental, que estaría muy próxima a la de los animales irracionales. La lengua no es el único medio o sistema de comunicación, pero es el más eficaz y más eficiente.
La lengua como arte: De muchas maneras se relacionan íntimamente la literatura y las artes visuales. Veamos: - La literatura es una fuente inagotable de placer estético, como cualquier otra de las artes. - Con frecuencia en la literatura se usan metáforas referidas a elementos pictóricos, se habla de hacer retratos y caricaturas, de lograr paisajes, dar colorido, construir personajes o de hacer un cuadro de la sociedad. Las imágenes sensoriales de formas, tamaños, colores, texturas, espacios, figuras… constituyen un recurso literario maravilloso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada